Feeds:
Entradas
Comentarios

Donde la vaca te lleve.

Just Mooching Around (geddit?)

Acaban de demostrar con un estudio reciente que las vacas siempre se colocan paralelas una entre otras y, curiosamente, mirando hacia el norte.

Así pues, si te pierdes y no tienes una brújula a mano… mira a tu alrededor por si hay alguna vaca.

La hostia monda y lironda.

– ¿Y tú qué opinas de la iglesia?

– No son de mi agrado. Seguro que a sus feligreses le dan la hostia monda y lironda pero de puertas adentro, entre ellos, se toman las hostias con foie-gras.

Reconstrucción

(…) y aceptar
que no todo es tan fácil,
y que no siempre los huesos
aguantan el peso.

Reconstrucción – Deluxe

Dos consejos para la escritura.

Ni soy Cervantes, ni lo pretendo. Aún así, permítanme ofrecerles dos consejos para una escritura óptima, o por lo menos, no tan defectuosa.

1.- Utiliza tildes. Ya que no es lo mismo decir “anómalo”, algo irregular o extraño, que decir “anomalo” ya que aquí lo extraño sería que ese ano (malo o enfermo) no tuviese hemorroides.

2.- Junta palabras que puedan llevar a engaño. Porque no es lo mismo decir “bermudas”, prenda de vestir veraniega, que decir “ber mudas”, aquí el lector (que no sepa que ver es con v) podría entenderlo como la acción de ver mujeres privadas de la capacidad de hablar.

.

“A ver Jamito, cuanto dura un año”, “Pues 365 días, 366 si es bisiesto y 365 días y un segundo si es 2008”. No, no es un chiste, es verdad. Este año (2008) tiene un segundo más, no es más que por sincronizar los relojes atómicos con la rotación de la Tierra.
Normalmente tras el 23:59:59 iría el 00:00:00, pero este año no, tras 23:59:59 será 23:59:60 y después ya el 00:00:00, vamos, que tendrá un segundo más.

¿Y por qué hay que añadir un segundo?
Porque el tiempo se mide con relojes atómicos pero la rotación de la Tierra con los años ha ido relentizandose, lo cual lleva a que se tenga que ‘reajustarse’ el tiempo.
Hace muuuchos años el día duraba seis horas, pero poco a poco ha ido llegando hasta las 24 horas actuales. Este aumento de horas del día (o relentización de la velocidad de rotación) se debe a la gravedad que ejerce la luna sobre la Tierra.

P.P.: Lo que no sé yo es si como añaden un segundo más hay que comerse doce uvas o doce más una.

El gen del perro-pasa.

Ahora va y resulta que el gen que da las arrugas al perro se las quita al hombre. Acabáramos.

Acaban de descubrir que ese perro-pasa tan llamativo conocido como shar-pei, debe sus arrugas a un gen que genera una substancia (ácido hialurónico), que paradójicamente es la principal de las cremas antiarrugas.

shar-pei

Cuanto menos, curioso.

Esto es un profesor que entra en clase y… (es inevitable poner el acento de Chiquito, ¿eh?) No, venga, vamos a ponernos serios, si es que podemos. Hablemos de la educación.
¿Este es el método? Quiero decir, un profesor entra en clase, te suelta un ‘rollo patatero’ y como a tí no te ha quedado suficientemente claro te ponen un examen, para que entonces lo aprendas.

Aquí algo falla. Quizás tenga eso que ver con que no llegemos a recordar lo que -supuestamente- ya hemos aprendido en un pasado. Yo no soy capaz lo que me ensañaron el año pasado en ‘Síntexis del sonido’, por ejemplo. (Y bueno, pon la que quieras de segundo de Teleco que me vale.’)

Pero profundizando más… Te preguntan: ¿Con qué fórmula se resuelven las ecuaciones de segundo grado?, ¿De cuantos huesos se compone el cuerpo humano?, ¿Qué pulmón es más grande?, entre otras. Sabes que tienen respuesta, te suenan todas, te obcecas en buscarla por el lugar más recóndito de tu memoria, pero nada.  Puede que llegues a insinuar que lo tienes en la punta de la lengua pero nada más lejos de la realidad. Luego te dicen eso de, “La fórmula es menos b, más menos la raiz cuadrada de b al cuadrado (patín patatán)…“, “El cuerpo humano consta de 206 huesos.“, “El pulmón derecho es mayor que el izquierdo“. Entonces te golpeas la cabeza mientras mascullas: “Aaah, claaaro. No me acordaba…”

Es posible que algo nos tengamos que replantear. Sí, puede que tenga que ver con la capacidad de cada alumno/a para captar información, pero… ¿Y si tenemos que enfocar el método educativo en otra dirección? Pensar un momento en lo del profesor… ¿Y si resulta que no todo se explica con el ‘rollo patatero’?

Así va el mundo como va. Si es que no hay manera.

.
.
Dime algo y lo olvidaré,
enseñame algo y lo recordaré.
Pero hazme partícipe de algo y entonces aprenderé.
– proverbio chino –